El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

gruaDECISIÓN DE LA ANP
Se demora puerto pesquero y complica planes de UPM
La empresa necesita el espacio hoy asignado a buques de pesca y a Tsakos.

JUAN PABLO CORREA
El directorio de la Administración Nacional de Puertos (ANP) decidió la semana pasada por unanimidad de sus tres integrantes rescindir el contrato que había firmado con un consorcio encabezado por la empresa Teyma para construir un puerto pesquero en la zona de Capurro. La decisión es más que simplemente un contratiempo para la administración porque puede suponer una complicación o una demora para el proyecto de UPM. Es que precisamente en la zona donde hoy está la zona de pesca del puerto de Montevideo y el dique flotante para reparaciones de la empresa Tsakos es donde la empresa finlandesa quiere tener su terminal portuaria por lo que se requiere el traslado de las instalaciones que hoy funcionan allí.

La ANP había dado prioridad a la obra ahora cancelada que iba a demandar una inversión de US$ 90 millones y que se preveía que iba a estar finalizada a mediados de 2019. El contrato se firmó el 1 de abril de 2016 pero durante este año se sucedieron los desencuentros entre la administración y el consorcio conformado por Teyma Uruguay S.A, José Chediack SA Industrial Comercial y Agropecuaria y Juan M Lavigne y Cía SA. El 25 de septiembre la ANP pidió al consorcio que presentara una serie de documentos que eran exigidos por las bases de la licitación. El 13 de octubre el grupo presentó documentación con un Proyecto Ejecutivo pero el 30 la ANP consideró que el proyecto no era de recibo y no resultaba aceptable. El 17 y 20 de noviembre nuevas propuestas fueron presentadas por las empresas que la administración volvió a considerar que no eran de recibo. En los considerandos de la decisión de ANP se recuerda que sus servicios técnicos consideraron que el contratista "ha incumplido en todos sus términos con las obligaciones contraídas" y se recuerda que "es de interés de la administración contar con la obra y en el menor plazo posible, ya que ella es previa a otros desarrollos portuarios prioritarios", en lo que parece una obvia alusión a que el espacio es necesario para el proyecto de UPM.

La decisión de ANP también dispone la ejecución de las garantías de cumplimiento de contrato (unos US$5 millones) y encomendar a los servicios jurídicos la promoción de las acciones por daños y perjuicios ocasionados a la ANP. La intención del gobierno ahora es hacer rápidamente hacer un nuevo llamado para una obra que será de menor porte. La semana pasada el tema fue analizado en una reunión entre el presidente de la Administración Nacional de Puertos, Alberto Díaz, el vicepresidente Juan José Domínguez y el ministro de Transporte, Víctor Rossi.

Plazos.
Sobre todo esto planea la sombra de los plazos del proyecto de UPM.
En estos días UPM presentó al gobierno su proyecto de terminal portuaria, un megaproyecto que supone una inversión de US$250 millones. Si bien todavía no trascendió el lugar donde quiere ubicar sus instalaciones, en el puerto es "vox populi" que su ojo está puesto en el área inmediatamente al sur de la terminal de granos de Obrinel S.A. En el puerto no sobra el espacio ya que en su recinto hay instalaciones como la base de la Armada y la terminal fluvio-marítima de pasajeros que quitan lugar a la operativa comercial portuaria. Fuentes al tanto del proyecto explicaron que, por sus características, el proyecto de UPM no puede convivir con un área pesquera ni con el dique de reparaciones. UPM requiere por lo menos 5,5 hectáreas y necesitará construir muelles de 300 metros y realizar tareas de dragado. Además tiene que construir depósitos, tanto para recibir la celulosa de su planta en el centro del país como para almacenar los productos químicos que irán por tren hacia el norte para ser usados en la fábrica.

Fuentes del gobierno dijeron a El País que habrá que encontrar una solución pero que el asunto no es aún urgente y que, de todas formas, se hará el traslado de la zona pesquera. Señalaron también que el traslado del dique flotante de Tsakos " ya está conversado" y no supondrá una dificultad. "Todavía es muy pronto para pensar en una situación alternativa", tranquilizaron las fuentes.

Sin embargo, una fuente privada advirtió que la nueva terminal portuaria de UPM insumiría "dos o dos años y medio andando rápido". La ley de Puertos de 1992 establece que para que un privado explote una terminal portuaria exclusiva se requiere, en cualquier caso, un llamado a licitación. UPM podría tener la opción de presentar una iniciativa y, de esta forma, tener un margen de preferencia en ese llamado.

Las fuentes explicaron que UPM quiere replicar el modelo que aplicó en Fray Bentos en su primera fábrica: planta y puertos propios. "Acá en el puerto no quieren depender de nadie", dijeron.

La posibilidad de que la terminal de UPM ocupase parte del área de la Terminal de Cuenca del Plata, más al sur, cerca de la escollera Sarandí , quedó descartada. La única zona del puerto que se puede expandir, incluso ganando espacio al mar, está a la altura de la Aguada y allí se quiere instalar UPM. La ANP todavía no ha tenido reuniones de coordinación con UPM.

El plan de la empresa finlandesa es inaugurar una enorme planta cerca de Centenario (Durazno) que podría procesar 2 millones de toneladas de celulosa al año. Sería la tercera fábrica de celulosa en Uruguay. UPM ya tiene una y la restante, Montes del Plata, está ubicada cerca de Conchillas (Colonia).

Cambian las autoridades de UPM en uruguay
UPM cambió sus autoridades en Uruguay y los responsables del proyecto de su segunda planta en el país. Jaakko Sarantola, actual vice presidente senior del Proyecto de Desarrollo en Uruguay, se retirará el 1 de junio de 2018, luego de trabajar para la empresa por más de 35 años. Petri Hakanen fue nombrado vice presidente senior del proyecto de Desarrollo en Uruguay. Hoy es vicepresidente senior de UPM en UPM Papeles Especiales. UPM genera 7.000 empleos directos e indirectos en el país.

La vía férrea pasaría donde están las canchas del Rowing
El Ministro de Transporte, Víctor Rossi, descartó cuando compareció con otros ministros al Parlamento la semana pasada para dar detalles del proyecto de UPM que se vaya a ceder a la compañía el uso del denominado muelle "C". De esta forma, la única área disponible del recinto portuario en la que podría depositar la celulosa la empresa finlandesa estaría ubicada al norte de ese muelle y al sur de la terminal de Obrinel, a poco más de una cuadra de la Estación Central de AFE.

Todo indica que debería construirse un ramal que llegara al recinto portuario atravesando las canchas de tenis del club Rowing y el lugar donde la empresa Lobraus iba a construir una torre, aunque este proyecto, en danza hace años, no termina de concretarse.

En esta semana se entregará a las empresas interesadas en la puesta a punto de las vías férreas entre Paso de los Toros y Montevideo los pliegos de condiciones del llamado correspondiente. El gobierno quiere que las obras, que llevarán 36 meses, comiencen en la segunda mitad del próximo año para que todos los aspectos del complejo proyecto de inversión avancen acompasadamente.

La semana pasada se conformó una comisión integrada con funcionarios del Ministerio de Transporte y por el Gerente de Infraestructura de AFE, Carlos León, que hará un seguimiento del proyecto y que informará periódicamente de la marcha del proyecto a la empresa pública, informó a El País Alfonso Lereté, director blanco de AFE. Lereté había reclamado insistentemente que se mantuviera al tanto a AFE de los pasos previstos.

El Partido Nacional le planteó a Rossi que la realización de obras para modificar el acceso ferroviario al puerto perjudicará a Servicios Logísticos Ferroviarios, que transporta carga, afectará su operativa durante varios meses y pueden profundizar su mala situación porque debería recurrir a camiones para trasladar la carga que ingresa al puerto.

Diario EL PAIS - Montevideo- URUGUAY - 04 diciembre 2017