El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Aratiri junio 2012chicoCaducó el plazo de Zamin Ferrous para presentar al Ejecutivo un nuevo inversor para extracción de hierro en Valentines

Este jueves finalizó el plazo legal del que disponía Aratirí (Zamin Ferrous) para la firma del contrato de inversión con el Poder Ejecutivo para la puesta en marcha del proyecto de megaminería a cielo abierto, en la localidad de Valentines. Al caducar el plazo para la firma del contrato de inversión entre Aratirí y el gobierno uruguayo, el proyecto para la extracción de hierro en Valentines fue cancelado.


Al caducar el plazo para la firma del contrato de inversión entre Aratirí y el gobierno uruguayo, el proyecto para la extracción de hierro en Valentines fue cancelado.

En la Ley de Megaminería se establece que el plazo para concretar el contrato entre Aratirí y el Estado era de 90 días a partir del 24 de diciembre de 2015. El plazo debía vencer el 24 de febrero pasado, pero, según se informó, una demora en la Dirección Nacional de Minería y Geología atrasó el trámite unos 30 días, por lo cual el plazo caducó este jueves en forma indefectible.

Desde ahora es el Estado el que tiene la prioridad y dispone de 180 días para decidir si compra o no la información generada por las actividades exploratorias de Aratirí.

El proyecto productivo, industrial y logístico de Aratirí pretendía explotar los yacimientos de Valentines durante 20 o 30 años.
Se estimaba que existiría una exportación promedio de 18 millones de toneladas de mineral de hierro por año.

El proyecto original Valentines incluía cinco componentes: El complejo minero a cielo abierto, una planta de beneficiamiento (para trituración del material y separar el hierro), un minerodurcto, la terminal portuaria en Rocha, y la instalación de líneas de alta tensión.

Sobre fines de 2014 se planteó la posibilidad de reducir la propuesta original y exportar el mineral a través del puerto de Montevideo.
Coyuntura pasajera

Por su parte, el Movimiento Uruguay Libre de Megaminería expresó, a través de un comunicado, que la realidad mostró que “hoy no hay inversionistas privados interesados y confirmó que el proyecto Aratirí era solamente viable en medio de un alza extraordinaria del precio de los metales tras la crisis financiera de 2008”.

“Era una coyuntura pasajera, no una tendencia normal de la economía, y no podía ser la base de sustentación de una minería responsable y el montaje de una industria siderúrgica nacional”, sentenció la organización ambientalista.
LR 21 - Montevideo - URUGUAY - 24 marzo 2016