auditoría en AFE“ASÍ NO SE PUEDE SOSTENER”
Disponen reestructura y auditoría en AFE tras constatar “vaciamiento” en gestión del FA

La coalición de gobierno no descarta impulsar una comisión investigadora parlamentaria sobre esto. “Tienen que haber acciones políticas”, dijo el diputado colorado Conrado Rodríguez.El gobierno del presidente Luis Lacalle Pou prepara una reestructura de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) en la próxima Rendición de Cuentas luego de constatar “desidia”, “vaciamiento” y “desmantelamiento”, tras la gestión del Frente Amplio. Se realiza una auditoría contable y no se descarta impulsar una comisión investigadora parlamentaria sobre esto

“Estamos sacándole una mochila pesada, que tiene que ver con la red ferroviaria secundaria, que tiene a su cargo AFE y no está en condiciones de afrontarla”, dijo a El País el ministro de Transporte José Luis Falero. Esto implica concretamente que toda el área de infraestructura y sus 120 funcionarios pasen a la órbita de la cartera -a través de la creación de una nueva unidad ejecutora-, manteniendo su salario y condiciones laborales.

A AFE se le dejaría la operativa de pasajeros y de carga que hoy tiene, donde tiene “más capacidades de desarrollo”, ya que según Falero si el organismo queda tal como está terminará “desapareciendo”.

“Muy caída”, así definió la situación con la que se encontró el gobierno de la coalición al asumir. “Encontramos un gran deterioro, AFE estaba permanentemente asistida por el gobierno sin un rumbo claro”, afirmó. En el último año se volcaron US$ 15 millones para hacer frente al déficit.

“Así no se puede sostener, hay dos opciones: o se termina suprimiendo AFE o se le da la posibilidad de que se desarrolle dentro del nuevo sistema ferroviario”, afirmó Falero. Por lo que, indicó que “el mejor camino es darle vida propia y que compita con privados en carga y transporte de pasajeros”.

La decisión de impulsar una reestructura de AFE fue comunicada el pasado miércoles a legisladores de la coalición de gobierno en una reunión que tuvo lugar en el Parlamento y ayer al sindicato ferroviario, según supo El País.

Dentro de la coalición fue el Partido Colorado el que insistió en la necesidad de que continuara AFE como tal y que no se disolviera, contaron a El País fuentes de la coalición.

Auditoría
“La gestión no fue buena y en ese aspecto estamos trabajando y haciendo una auditoría contable”, señaló Falero. Además, se estima “conveniente” otra auditoría de gestión “para corregir” el deterioro, añadió el ministro. “Lo que faltó en AFE fue una planificación adecuada de lo que se quería. Se empezó a desmantelar”, reconoció el actual ministro sobre lo que fue el período del Frente Amplio.

En la reunión con legisladores de la coalición, tanto Falero como el presidente de AFE, José Pedro Pollak, (Partido Nacional) y el vicepresidente, Gustavo Osta, (Partido Colorado) describieron la situación con la que se encontraron al asumir.

En el encuentro, Osta hizo un planteo sobre la situación en la que el gobierno halló AFE. “Vaciamiento, desidia, desmantelamiento y caos administrativo”, esas fueron las palabras que utilizó el director colorado, según contaron participantes del encuentro.

Osta se refirió a algunas compras, por ejemplo la de camiones. Se gastaron US$ 800.000 -para andar en la ruta y no en la vía- que no anduvieron en cinco años y además debían patente. Otras desmalezadoras por US$ 600.000 que tampoco se usaron. Además se adquirieron por $ 6 millones aires acondicionados para los trenes de transporte de pasajeros, pero no se pueden prender “porque no les da el motor”.

En 2004, AFE transportaba 1.220.000 toneladas de carga, mientras que en 2018 esa cifra cayó a 412.000 toneladas, es decir la tercera parte. Esto se atribuye a lo que se calificó por el directorio actual como “una mala gestión”.

El diputado colorado Conrado Rodríguez señaló a El País que ante la denuncia “de una cantidad de situaciones heredadas que generan un perjuicio para AFE” se dispuso hacer una auditoría sobre las gestiones anteriores” y “en función de eso ver si hubo efectivamente irregularidades”.

“Aparte de alguna connotación penal que pueda existir, seguramente tienen que haber acciones políticas que deben ser dirimidas en una comisión investigadora”, dijo el legislador a El País. De todos modos, la intención primero es esperar el resultado de la auditoría en el organismo.
Preparan juicio civil
Una locomotora con 13 vagones que llevaba combustible al interior del país quedó abandonada en Durazno, luego de que se levantaran las vías para darle paso al nuevo proyecto del Ferrocarril Central. A raíz de esto, AFE prepara un juicio civil por daños, dijo a El País el vicepresidente del organismo Gustavo Osta.

Se trata de una locomotora que es gestionada por SELF S.A (Servicio Logístico Ferroviario) que pertenece a AFE (51%) y a la Corporación Nacional para el Desarrollo (49%) que abastecía de combustible a la planta de Ancap en Durazno. Cuando se autorizó el proyecto del Ferrocarril Central, el Consorcio Vía Central notificó que levantaría las vías, sin embargo, nadie ordenó llevarse la formación.

El juicio civil por daños y perjuicios es contra los integrantes del directorio y jerarquías de Self S.A. Esto es el expresidente y exvicepresidente de AFE (Wilfredo Rodriguez y Luis Rivero), dijo Osta.

Diario EL OBSERVADOR -Montevideo - URUGUAY - 24 Junio 2022