sunca mayoDESDE EL CENTRO DEL PAÍS HACIA EL 1 DE MAYO
Trabajadores, una lucha organizada

La significación del movimiento de trabajadores a nivel mundial cobró relevancia de organización plena a partir de la Revolución Industrial. Antes, poco. Luego, mucho. Desde entonces los movimientos sindicales organizados como tales llevan la bandera de los reclamos.Los trabajadores nucleados en estos colectivos dejan en manos de sus asambleas o dirigentes la exhibición pública del reclamo. Es allí, en la gestación de las acciones, donde cobran voces las masas.

Así sucede desde la génesis del movimiento, y así se manifiesta en la cotidianeidad.
Durazno como departamento, Uruguay como país, no escapan a esta síntesis. La mayor visibilidad proviene de los gremios catalogados como “fuertes”. Históricamente tienen que ver con la construcción, la bebida, espacios rurales (frigoríficos), los maestros, la salud, los funcionarios del Estado.
Quizás —o sin quizás— ello va de la mano con la masificación. Mayor cantidad de trabajadores aportan a un gremio poderoso en sus planteos y firme en sus reclamos. Esa unión hace fuerza, y esa fuerza se traduce la mayoría de las veces en conquistas salariales y logro de reivindicaciones varias.
Por estas horas, en el departamento de Durazno tenemos una imagen clara de este axioma. El Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA) se ha plantado firme ante la poderosa empresa multinacional UPM, y sus reclamos han sido captados desde la gremial a nivel nacional.
Entonces, aquello que surgió desde el centro del país con base en Pueblo Centenario se ha tomado como bandera de lucha para flamear este 1 de mayo.
Luego se traslada al papel, y de allí a la oratoria central de los actos. En este caso, no se persiguen conquistas salariales. Están la salud y la igualdad laboral como bandera de reclamo de unos cuantos ante unos pocos.

EL CASO LOCAL

El mayor empleador de la región, con mayor cantidad de trabajadores por estas horas, es UPM. La multinacional con sede en Finlandia no ha llegado aún a su pico máximo de contrataciones, pero supera los 4000 obreros. Duraznenses en particular, uruguayos en general, extranjeros, todos son parte de la construcción de la planta procesadora de pasta de celulosa en el norte del departamento.
Como tal se representa a una masa de trabajadores que hace fuerza desde su actual reclamo, con el covid-19 y los protocolos sanitarios como tema en carpeta.
“Enlentecimiento, salir a la ruta, denunciar, volantear la situación que atravesamos los trabajadores.” Estas palabras corresponden a Raúl Galeano, del SUNCA Durazno.
El gremialista es cara visible del sindicato que se instaló en la obra de UPM, y en esas medidas descriptas da cuenta del trabajo organizado en el gremio, de lo que se llama “lucha organizada” a la interna de los agremiados.
Respecto de los reclamos, “el convenio interno no se está cumpliendo, el punto principal es el covid y tiene que ver con la cantidad de casos positivos y compañeros que tenemos en cuarentena. Queremos que se arreglen algunos puntos a la plataforma firmada en marzo 2020, esos no han sido tomados en cuenta y eso lleva a las medidas actuales”.

REPERCUSIONES

Del mismo modo que los reclamos gremiales —a la hora de las conquistas— obtienen su mayor repercusión positiva, también atraviesan momentos álgidos.
Cortar una ruta, enlentecer el tránsito, prohibir el ingreso de camiones, realizar paros, son medidas que no recogen la mayor de las simpatías populares, principalmente desde las esferas patronales y en aquellos entornos que se ven afectados por estas medidas.
Es allí cuando aparece el grito de guerra de los sindicatos. “Arriba los que luchan” es la frase que por estas horas esgrime como bandera el SUNCA, tanto en los puestos de movilización como en las redes sociales.
Es un estadio más del movimiento sindical, que cobra especial significación al suceder pocas horas antes del 1 de mayo.
El Día de los Trabajadores, con medidas y reclamos de los trabajadores.

Diario EL ACONTECER - Durazno - URUGUAY - 29 Abril 2021