represa saltograndeLos récords que marcaron el 2020 en el mercado energético uruguayo

La producción de energía hidráulica fue la más baja en 14 años y la de energía eólica la mayor desde que se implementó, según datos relevados por SEG Ingeniería.Uruguay atraviesa desde 2020 una fuerte sequía que ha llevado a que los aportes de energía hidráulica se registren entre los más bajos del país en las últimas décadas.

Esto a su vez llevó a un alza en la producción de otras fuentes energéticas como la proveniente de renovables. Es así que la energía eólica se convirtió en la fuente más importante desde que comenzó a implementarse en el país, en el año 2008
Según informó la consultora especializada SEG Ingeniería, en base a datos de la Administración del Mercado Eléctrico (ADME), en el año 2020 “las represas en la cuenca del Río Negro registraron el segundo registro de aporte más bajo en medio siglo, al tiempo que, en Salto Grande, la unidad de mayor potencia instalada de Uruguay, el aporte también fue el segundo menor registro desde la entrada en operación de la central”, en el año 1979.

Esto implicó que el año pasado la producción de energía hidráulica fue “la más baja en 14 años”, así como también registró “el menor ratio de participación” en la matriz eléctrica uruguaya desde el año 1981, con una representación del 34%.

Desde SEG afirmaron que “como suele suceder en años secos, la producción en base a combustibles fósiles creció, llegando casi a triplicarse respecto al año anterior”. No obstante, indicaron que “la producción térmica alcanzó tan solo al 6,9%”, mientras que la matriz de generación de electricidad fue 93,1% de fuentes renovables.

Es por esto que desde la consultora señalan que en el 2020 las energías renovables tuvieron un año récord, porque “a diferencia de lo que aconteció históricamente en Uruguay” -un país en el que el principal aporte energético proviene de sus represas-, el año pasado fueron “las energías renovables no convencionales” las que más aportaron con una participación en conjunto del 59% en la matriz eléctrica del país.

Según los datos relevados por SEG, la energía eólica “fue récord” durante el año pasado, con una producción de 5.456 gigavatios por hora (GWh) y un aporte del 47% de la matriz total.

“Se convirtió en la mayor fuente de generación eléctrica del Uruguay, por primera vez desde la introducción de la tecnología en 2008”, afirmó SEG.

En tanto, la energía solar fotovoltaica alcanzó una producción de 423 GWh y un aporte de 3,6% y la generación a biomasa llego a 1.027 GWh y 8,8% de la matriz, lo que significó también “registros máximos, tanto de energía volcada como de participación para ambas fuentes”, explicó la consultora.

Otro de los destacados del mercado energético en el año 2020 fue que Uruguay se posicionó como un país líder al ocupar el puesto 11 en el Índice de Transición Energética, elaborado por el Foro Económico Mundial. Según SEG eso implicó que “es el mejor (país) ubicado fuera de Europa”.

La pandemia fue sin dudas otro destacado del año, dado que constituyó “el mayor shock en la historia reciente del sector de la energía”, según SEG, con una caída a nivel mundial del 5% en la demanda y del 18% en la inversión.

Diario EL PAIS -Montevideo - URUGUAY - 21 Enero 2021