El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Upm DINAMADinama autorizó localización de UPM

Empresa analiza sustituir o complementar la toma de agua del río Negro con agua subterránea.

La Viabilidad Ambiental de Localización (VAL) es el primer paso en el camino de autorizaciones ambientales que deberá recorrer la empresa finlandesa UPM para instalar su planta de celulosa en Durazno. Antes de iniciar la construcción tendrá que obtener la Autorización Ambiental Previa, y antes de empezar a funcionar, la Autorización Ambiental de Operación. El primer paso está dado: la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) aceptó la localización propuesta por UPM, informaron ayer autoridades de la empresa en conferencia de prensa.

Natalia Uval

El documento presentado por UPM, realizado por Estudio Ingeniería Ambiental, tiene 147 páginas y está disponible en el Observatorio Ambiental de la Dinama. Allí la empresa analiza distintas opciones de localización y justifica su preferencia por situar la planta en el departamento de Durazno, a cinco kilómetros aproximadamente de Pueblo Centenario, aguas arriba de la represa de Baygorria. Además, adelanta los eventuales impactos ambientales de la iniciativa y qué medidas adoptará para mitigarlos.

En el estudio se detalla que la planta producirá 2,1 millones de toneladas de pasta de celulosa anuales, “con posibilidad de aumentar hasta 11%” la producción sin necesidad de modificar sus instalaciones. Se estima que consumirá entre 6,9 y 7,8 millones de metros cúbicos de madera sólidos, sin corteza, y que para abastecer la planta, se deberá incrementar entre 6% y 9% la superficie forestada en Uruguay. La planta tomará en promedio 125.000 metros cúbicos de agua bruta por día, y descargará 106.500 metros cúbicos de efluentes tratados.

En dos fragmentos del documento se constata que UPM evalúa utilizar pozos de agua subterránea para abastecerse. “Tanto la fuente de agua, como el cuerpo receptor de estas plantas, será el río Negro. No obstante, es posible que esta fuente de agua se complemente con algún pozo de agua subterránea, según disponibilidad”, se menciona en la página 48. En la página 50 se añade la posibilidad de sustituir completamente la toma superficial por la subterránea: “Cabe señalar que la planta de agua se tendrá [que hacer] en caso de realizar el abastecimiento de agua desde el río Negro. Si el suministro de agua se realiza solamente por medio de agua subterránea, no será necesario”.

El informe describe el sistema hídrico subterráneo de la zona. Señala que está conformado por el acuífero Salto-Arapey, “con alta a media probabilidad para agua subterránea”, pero no detalla métodos de extracción o impacto de las eventuales tomas subterráneas.

En cambio, sí se evalúa la opción de toma superficial de agua del río Negro. Se menciona como una “debilidad” del proyecto el hecho de que la localidad de Baygorria utilice el agua de ese río para consumo humano, teniendo en cuenta que está 20 kilómetros aguas abajo del lugar donde se instalaría la planta. Se alude también a que en esa localidad hay una granja de cría de esturiones, que son peces “particularmente sensibles” a los cambios de temperatura del agua.

El informe prevé que la “contaminación eutrófica por vertido de nutrientes” será “el aspecto más relevante” a controlar. Recuerda que hay “preocupación” porque ya hoy las concentraciones de fósforo en el río Negro “exceden” más de tres veces los estándares de calidad del agua. De todos modos, la empresa sostiene que aún no está “probado” que estas concentraciones de fósforo sean causa directa del nivel trófico del río y que se precisa “un estudio más profundo” al respecto. Igualmente, recuerda que en el contrato de inversión firmado con el gobierno se compromete a fijar en 2 mg/L el vertido de fósforo, cuando el estándar actual es de 5 mg/L, así como a dar apoyo financiero para el saneamiento de Paso de los Toros y Centenario.

Por otra parte, UPM prevé impactos significativos en el tránsito vial hasta tanto no se sustituyan los camiones por el tren. Circularán 546 camiones transportando madera de ida y vuelta a la planta, es decir, 1.092 camiones diarios. En algunos tramos de la ruta 5 se prevé casi una duplicación de la circulación de camiones. “Los valores previstos no alcanzan cifras que puedan conllevar a problemas de congestión en la circulación”, concluye, de todos modos, el estudio. Recomienda igualmente mejorar la señalización y la seguridad vial en general, así como realizar en forma más frecuente obras de mantenimiento.

Ayer, en conferencia de prensa, el nuevo vicepresidente senior de UPM en Uruguay, Petri Hakanen, destacó que se cerró exitosamente la fase 1 de la segunda etapa del proyecto. Las próximas instancias de negociación estarán centradas en la licitación del ferrocarril, que está en curso; en el proyecto portuario –UPM presentó una iniciativa privada para realizar un llamado a licitación, que ya fue aprobada por la Administración Nacional de Puertos–; y en la negociación del protocolo laboral. Al respecto, Hakanen remarcó que la empresa pretende garantizar relaciones laborales “predecibles” y “reglas claras”.

LA DIARIA - Montevideo - URUGUAY - 27 abril 2018