El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

vacas ovejasSobre el resultado económico por sector, “la ganadería es el que atraviesa el peor momento, porque viene cayendo sistemáticamente hace 5 años.

El agrícola ganadero y lechero se recuperan en el último año”, detalla
La consultora Apeo publicó en Twitter un hilo de 13 tweets con información y análisis “para entender la situación de campo hoy”. Tras los datos finaliza con una observación preocupante: “Si el resultado económico sigue como hasta ahora es probable que: aumente el endeudamiento y/o desestimule a los productores pequeños, y/o bajen las rentas, y/o baje la inversión, y/o baje el precio de la tierra”.

“¿Qué ha pasado con el resultado económico de las empresas en pesos constantes?”, se pregunta Apeo.

“El ingreso de capital de las empresas ganaderas ha venido disminuyendo desde su pico máximo en 2011/12 (base 07/08)”, agrega.

“Respecto al año base, el ingreso de capital en pesos constantes es un 34 % menor. Esto significa que se necesita un 34 % más de área producida para sostener el poder compra”, advierte Apeo.

Sobre el resultado económico por sector, “la ganadería es el que atraviesa el peor momento, porque viene cayendo sistemáticamente hace 5 años. El agrícola ganadero y lechero se recuperan en el último año”, detalla.

Lo que sí crece es el endeudamiento que pasó “de 500 millones en 2007 a 2.300 en 2017. Esto representa el 4,32 % del valor de la tierra. Analizado respecto del Producto Bruto Agropecuario, está en valores cercanos al 80 %, el máximo de la década”.

“Los impuestos que se pagan actualmente respecto del producto bruto no presentan una anomalía con relación a los últimos 20 años”, pero “el factor determinante, en este caso, no es la cantidad sino la estructura de los impuestos. En 2017 el 60 % de los impuestos que se pagan son a la tierra (ciegos)”, señala el tweet de Apeo.

“La evolución de las rentas marca que el negocio se va deteriorando. La renta global por la tierra aumenta hasta un máximo en 2014 y luego empieza a descender (por el descenso en el resultado económico de las empresas)”, indica.

Los datos estudiados por la consulta señalan que “también desciende el área arrendada cada año en todos los sectores excepto la forestación”.

En cuanto a los resultados económicos y precio de la tierra “en los últimos años la tierra va a la baja porque el resultado económico se deteriora (con cierto desfasaje)”.
Y finaliza con una observación preocupante: “Si el resultado económico sigue como hasta ahora es probable que: aumente el endeudamiento y/o desestimule a los productores pequeños, y/o bajen las rentas, y/o baje la inversión, y/o baje el precio de la tierra”.

TODO EL CAMPO -Montevideo -URUGUAY  - 27 enero 2018