El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

plata celulos3Estudian impacto social de segunda planta de UPM

Acordaron respetar máximos controles ambientales.

De confirmarse la instalación, será la inversión más grande de la historia del país.
Se busca evitar repetir fenómenos sociales que se vivieron al construir las otras plantas. Sería la tercera planta de celulosa que se construirá en Uruguay —segunda de la empresa UPM— pero su impacto en la economía del país no tendrá precedentes en la historia. No solo por la propia planta, sino también, por la construcción del ferrocarril central que conectará Paso de los Toros con el Puerto de Montevideo.

 

Por este motivo las autoridades del Ministerio de Vivienda y Medio Ambiente (Mvotma) tendrán especial atención en el análisis del estudio de impacto ambiental, donde se incluirá un subestudio sobre el impacto social que tendría el megaemprendimiento. Ambos estudios son requeridos para poder tener la habilitación para los inicios de la obra, si se hace.

El Poder Ejecutivo decidió conjuntamente con UPM trabajar de forma separada el proyecto de la planta del de la reconstrucción del ferrocarril; a pesar de que están vinculados en cuanto a la operación. Por eso el estudio preliminar del impacto ambiental y social del nuevo ferrocarril ya fue realizado.

Ahora están en etapa de conformar el estudio de impacto para la planta que se construirá en Durazno. La llegada de UPM a ese departamento cambiará, no solo la fisonomía del lugar, sino también gran parte de las costumbres de los habitantes. Una fuente del gobierno dijo a El País que tendrán especial "cuidado y atención" en el impacto social en la zona para evitar perjuicios que ocurrieron en la construcción de las otras dos plantas.

Durante el proceso de edificación se traslada una masa muy importante de trabajadores que luego no continúan trabajando cuando comienza la etapa de funcionamiento de la fábrica. La intención del gobierno es garantizar que esa masa de trabajadores tenga una salida laboral y social luego que finalice la obra porque en experiencias pasadas, tras el fin de la construcción de la planta y ante la falta de trabajo formal, se crearon asentamientos con parte de las familias que se trasladaron a los puntos donde se construyeron las otras dos plantas de celulosa. En el contrato de entendimiento entre UPM y el Poder Ejecutivo acordaron respetar los máximos estándares ambientales. "Otorgar máxima prioridad a los procesos y trámites de autorizaciones ambientales y permisos que correspondan al proyecto principal —el Proyecto de Planta de Celulosa— así como respecto de los otros proyectos relacionados al Proyecto de Planta de Celulosa —Proyecto Ferroviario, Proyectos Viales, Zona Franca del Proyecto de Planta de Celulosa, Proyecto Portuario y proyectos de líneas de alta tensión", dice el documento.

Reconstrucción del ferrocarril
La reconstrucción del ferrocarril es clave para posibilitar la construcción de la segunda planta de celulosa. El gobierno presentó la licitación pública internacional sobre fines del año pasado. A partir de la primera semana de abril recibirá las ofertas y pretende adjudicar la obra en noviembre de este año.

Diario EL PAIS -  Montevideo -  URUGUAY -  26 enero 2018