El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

upm.fraybEstímulos “UPM” para nuevos proyectos

Propuesta. El director de Ceres, Ernesto Talvi, sugirió que el gobierno debería, por un tiempo limitado de dos años, aplicar a todos los proyectos nuevos de inversión un paquete de estímulos similar al que dispuso para la instalación de una segunda planta de celulosa de UPM.

Según dijo, esos estímulos deberían pasar por un aumento de los beneficios impositivos en la ley de inversiones, bonificación en el precio de los servicios públicos, nuevos mecanismos de solución y prevención de conflictos laborales, fondos públicos de contrapartida para infraestructura y mayores facilidades de acceso a la ley de Inversiones para pequeñas empresas.

Talvi puntualizó que todos esos beneficios regirían durante la vida útil de la inversión y estarían disponibles durante una ventana con fecha de inicio y cierre.

Eso tendría el efecto de “estimular a que las empresas inviertan hoy para asegurarse beneficios que de otra manera podrían perderse”. Agregó que el costo fiscal de la propuesta sería “muy bajo” porque apunta a proyectos que de otra manera no se realizarían y de los que no se podría recaudar ningún tipo de impuesto.

Según explicó, el impacto expansivo de la generalización del régimen que se le otorgó a UPM a todos los nuevos proyectos de inversión “desparramará los beneficios a múltiples sectores de actividad y en todo el país, lo que propulsaría un desarrollo más armónico que el generado a partir de apostar exclusivamente a atraer megaproyectos de inversión”.

Por otro lado, dijo que comparte los fundamentos conceptuales del acuerdo firmado entre el gobierno y UPM, pero que le genera preocupación que Uruguay gaste US$ 500 millones en el tendido ferroviario Tacuarembó-Montevideo y que aun así la empresa finlandesa pueda no construir la planta.

Diario EL OBSERVADOR - Montevideo - URUGUAY - 06 diciembre 2017