El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

frente amplio FLS no votaría cambios del régimen de zonas francas; alega que implicarán "perforacion del sistema"

El Frente Liber Seregni (FLS) no está dispuesto a votar los cambios en el régimen de zonas francas en el interior del país introducidos en el Senado, y advierte que implicarán una “perforación” del sistema. La Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes tiene a estudio un proyecto de ley que modifica el régimen de zonas francas, y ayer recibió a autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

La iniciativa, que ya tiene media sanción del Senado, apunta a precisar el concepto de las zonas francas. Se establece una serie de requisitos que deben cumplir las actividades para ser beneficiarias de exoneraciones tributarias, se disponen controles aduaneros adicionales y se baja el mínimo de porcentaje de mano de obra nacional exigido para las zonas de servicios de 75% a 50%, entre otras disposiciones.

También se establece que el desarrollo de nuevas zonas francas que incluyan en su objeto la realización de actividades industriales “se podrá autorizar únicamente si se localizan fuera del área metropolitana”, y siempre y cuando sean inversiones “de gran significación económica” por montos iguales o superiores a aproximadamente 900 millones de dólares, o por montos iguales o superiores a cerca de 130 millones de dólares si las actividades “tienen por objeto realizar en el país procesos de alto contenido tecnológico que contribuyan al desarrollo nacional en términos de los objetivos de la política de ciencia, tecnología e innovación”.

Uno de los cambios al régimen propuesto por el Ejecutivo apuntaba a prohibir a las zonas francas llevar a cabo actividades fuera de su locación, con excepción de la cobranza de morosos y la exhibición de productos. Sin embargo, tras meses de negociaciones, el Senado, a pedido de las zonas francas del interior y en particular de la zona franca Florida, introdujo un cambio que posibilita a las zonas francas del interior realizar actividades complementarias fuera de la locación, como relaciones públicas, manejo de documentación auxiliar, facturación y cobranza. El FLS rechazó el cambio y votó afirmativamente en Senadores porque fue mandatado por la bancada frenteamplista.

En Diputados sucederá lo mismo si esta disposición no se modifica, dijo a la diaria Alfredo Asti, diputado de Asamblea Uruguay (sector que integra el FLS). “Si uno mira el proceso de cualquier operación comercial, si vos podés hacer relaciones públicas, podés facturar y podés cobrar, parecería que lo que falta es solamente vender, pero ¿cómo definís si vos vendiste o no fuera de zonas francas? Para el MEF, y para nosotros también, es una clara perforación del sistema, muy peligrosa, no por las zonas francas que hoy están en el interior, sino por las empresas que están instaladas fuera de una zona franca que vean que es más conveniente tener un depósito en una zona franca del interior y hacer toda la operación acá en Montevideo, bajo el rótulo de que es una actividad complementaria”, señaló Asti. “Si la zona franca es un mero depósito, no hay trabajo, no hay innovación, no hay nada, es un mero depósito”, cuestionó.

Ayer en comisión, el subsecretario del MEF, Pablo Ferreri, el director de la asesoría tributaria de la cartera, Fernando Serra, y el subdirector de la Dirección General Impositiva (DGI), Álvaro Romano, advirtieron a los legisladores que el cambio establecido en Senadores determinará que Uruguay sea cuestionado por organismos internacionales, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), por habilitar todo tipo de actividad sin tributación, en un régimen indefinido. Los representantes del MEF presentaron una redacción alternativa para el artículo; sugirieron que para tener en cuenta la diferencia entre zonas francas del interior y de Montevideo se permita a las zonas francas del interior ejercer actividades complementarias además de la cobranza a morosos y las exhibiciones, pero siempre que esas actividades sean autorizadas en función de indicadores de inversión y de empleo.

Asti aseguró que el FLS dará “la pelea hasta el último momento” para modificar el artículo que vino de Senadores. “No queremos que se perfore el sistema, porque se corre riesgo de afectar la base de tributación del IRAE [Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas] y se corre riesgo de que el país pueda ser observado a nivel internacional por ser un sistema abierto”, afirmó.

Sin embargo, ni la oposición ni el resto del oficialismo tienen por ahora voluntad de modificar esta disposición. El diputado nacionalista Jorge Gandini dijo a la diaria que el Senado “negoció durante mucho tiempo” este proyecto y llegó “a un acuerdo que compartimos y que vamos a sostener”, porque de lo contrario, “las zonas francas del interior quedan fuera de competencia”.

Otros cambios
Además de este proyecto de ley, la comisión terminó de estudiar la iniciativa que establece zonas temáticas especiales con exoneraciones impositivas (por ejemplo, en el sector audiovisual), que será considerada por el plenario de Diputados junto con el proyecto general de zonas francas. La comisión también tiene a estudio una serie de artículos desglosados de la Rendición de Cuentas aprobada este año, referentes al proceso de autorización de las zonas francas.

Ayer el MEF llevó a comisión una redacción alternativa a uno de estos últimos artículos, a partir de un acuerdo que logró con la Cámara de Zonas Francas del Uruguay. Este artículo establecía que los usuarios actuales de las zonas francas tendrían la obligación de presentar ante el Área Zonas Francas de la Dirección General de Comercio “documentación e información actualizada sobre la empresa, así como el plan de negocios en curso que permita evaluar su viabilidad económica y financiera y su contribución” a los objetivos de la ley de zonas francas. Si no presentan un plan de negocios, el contrato cae, y si lo presentan y el Ejecutivo considera que no es adecuado según los términos de la ley, también cae.

Según explicó a la diaria el representante de la cámara, Leonardo Costa, los empresarios reclamaron al Ejecutivo mayores garantías respecto de este punto: que las autoridades deban hacer una “justificación objetiva” de su decisión y que existan instancias de apelación que permitan al usuario de las zonas francas demostrar que desempeñan una “actividad sustantiva”. Gandini contó que el MEF dijo en comisión que está dispuesto a incorporar estas modificaciones.

LA DIAIRIA - Montevideo - URUGUAY - 19 octubre 2017