El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

camineria ruralEL DESVELO ES CONSEGUIR FUENTES LABORALES
Sarandí entre la caminería y el aumento del desempleo

La caminería rural de los aledaños de la ciudad de Sarandí del Yí está de aceptable para abajo, admitió el alcalde Mario Pereyra, precisando que las lluvias del pasado mes de setiembre afectaron el estado de las vías de comunicación.
No fue la intensidad de las precipitaciones lo que afectó, sino el hecho de que se extendieran por varios días. “Se hizo mucho barro, esperemos que de la mano de las nuevas fórmulas de mantenimiento manejadas aparezca la deseada solución”. Valoró la conciencia de los vecinos que, en su mayoría, si está lloviendo posponen la salida de la producción, priorizando de esta manera la caminería.
Pereyra, que la semana pasada participara del taller sobre caminería desarrollado en presencia de representantes del BID, destacó la iniciativa del Congreso de Intendentes y de la OPP para manejar diferentes posibilidades. “La caminería se dividió en cinco grupos para posteriormente determinar las prioridades. Dependerá de los rubros con que se cuente, viene una época linda -la primavera- para el desarrollo de trabajos de este tipo. Somos positivos y tenemos fe de que esto se pueda superar en el corto plazo”.
En una escala de 1 a 10, el alcalde sarandiyense expresó que la caminería urbana de la segunda ciudad del departamento se encuentra en 5 a 6 puntos. “En estos días se comienza a trabajar”.

EL GRAN DESVELO
Más allá de inconvenientes como el de la caminería, Pereyra expresó que la gran dificultad que enfrenta por estos momentos la sociedad sarandiyense es el laboral. “Sarandí del Yí, como creo que todo el país, está atravesando una problemática importante en la materia. Para los empresarios no es fácil hacer frente a aportes, una carga tributaria que es realmente importante, hecho que se ve reflejado en la producción y los salarios. Nuestro gran desvelo es poder conseguir fuentes de trabajo para los vecinos”.
Aún cuando no se ha dado en la proporción de otras localidades, expresó que hubo cierre de comercios, hecho que obliga a estar en alerta. “La carga tributaria es un tema a rever”, reiteró.