El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

puerto montevideoPuerto de Montevideo, la opción más viable para la producción de UPM

En el marco de las negociaciones entre UPM y el gobierno, la comisión elaborada para estudiar las opciones de salida de la producción de la segunda planta de celulosa, conformada por técnicos del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y de la Intendencia de Montevideo (IMM) siguen en la búsqueda de la opción más viable.

Si bien aún no hay ninguna posibilidad confirmada, algunas de las opciones barajadas comienzan a resonar con más fuerza y otras son desestimadas. Dentro de las descartadas, al menos por un tiempo cercano, se encuentra la salida de la producción a través de un puerto a construirse en Puntas de Sayago.

En un principio, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y el MTOP se pusieron de acuerdo con UPM en canalizar la producción por el puerto de Montevideo y más adelante si se cuenta con el presupuesto necesario finalmente se construirá el puerto en Puntas de Sayago.

Por el momento, la alternativa de construir el puerto de Puntas de Sayago fue rechazada por dos motivos. En primer lugar por los tiempos, ya que una obra de este calibre llevaría más de dos años en estar pronta. Y en segundo lugar el elevado costo que el gobierno estima que saldrá mantenerlo, se estima que rondaría los 15 millones de dólares por año.

Además, se le agrega el hecho de que peligra la construcción de la regasificadora cercana a Puntas de Sayago, debilitando aún más la construcción de un puerto en esa zona.

Por lo tanto, de concretarse el acuerdo entre el gobierno y UPM para instalar la planta, la variable más factible para la salida de la producción continúa siendo el puerto de Montevideo.

Frente a esta posibilidad, durante el pasado mes de septiembre la IMM de efectúo un informe técnico para evaluar el impacto que esta podría opción generar en la capital. De los resultados se desprendió que la circulación frecuente de trenes de carga ocasionaría efectos nocivos en la movilidad dividiendo a la ciudad en dos.

Con el objetivo de reducir tales impactos, se maneja la posibilidad de crear un tren subterráneo por un tramo de 5 kilómetros. Por otro lado, también se maneja establecer cruceros aéreos, cuyo costo será de 120 millones de dólares. Por su parte, UPM se comprometió a aportar una parte de la inversión en infraestructura, equivalente a 700 y 1.000 millones de dólares.

EL DIARIO -  Montevideo -  URUGUAY - 08 diciembre 2016