El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

territorio forestalIndustria maderera impacta negativamente en 32 comunidades mapuches

En un foro encuentro realizado en la Universidad Católica de Temuco, los convocantes dieron cuenta de la situación por la que atraviesan los territorios a causa de las empresas forestales, a través de un modelo que continúa empobreciendo los territorios.

Rodrigo Fuentes
Impactos de la industria forestal en territorios ancestrales de comunidades mapuche. Así se denominó el foro de discusión que se realizó este jueves en la Universidad Católica de Temuco, Región de la Araucanía.

Propuestas de restauración y preservación de las zonas fueron parte de los contenidos de esta actividad. Territorios patrimoniales del pueblo originario que por más de 40 años han enfrentado una agresiva transformación en diversos aspectos a causa del modelo de explotación forestal.

 

Cesar Jara Tripailao, presidente de la Asociación de comunidades Mapuche por el Rukamanke, denunció que tanto Forestal Arauco como Mininco, han afectado e intensificado una profunda crisis hídrica producto del explosivo aumento de monocultivos de especies exóticas como el pino y el eucaliptus.

El territorio de las 32 comunidades mapuche afectadas comienza en la localidad de Galvarino y llega hasta las inmediaciones del Cerro Ñielol, a pocos kilómetros de la ciudad de Temuco.

Cesar Jara Tripatao, agregó que la primera etapa es organizar a las comunidades afectadas, posteriormente, denunciar al Consejo de Administración Forestal de Chile (FSC), organismo dependiente de similar instancia internacional, con sede en Alemania, encargada de fiscalizar y otorgar certificaciones para la exportación maderera sostenible.

“Esta organización no está cumpliendo su papel de certificar el buen manejo, por eso debemos apelar a otros organismos que están por sobre esta instancia nacional, que la vemos como cómplices de las malas prácticas de las compañías, y por eso mismo no dan a conocer los impactos negativos que la industria está provocando en la zona”, afirmó.

Cesar Jara Tripailao, presidente de la Asociación de comunidades Mapuche por el Rukamanke, realizó un llamado al diálogo a las forestales Arauco y Mininco, y a que tomen conciencia de los impactos negativos que por años han ejercido contra las comunidades.

El dirigente indígena denunció las graves consecuencias de la industria maderera en la zona.  Empobrecimiento de poblaciones, la pérdida progresiva de suelos, reemplazos de tierras agrícolas, de bosque nativo y frutícola, contaminación por celulosa, incendios, el uso indiscriminado de fungicidas, el acaparamiento de tierras sobre lugares de significación cultural, entre otros impactos. Hechos que han sido parte de constantes imputaciones por parte de numerosas comunidades y organizaciones de la región de la Araucanía.

Diario UCgile - CHILE - 10 mayo 2018