El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

VEGETALES AGRICOLAS¿Vacunar vegetales agrícolas en vez de aplicarles pesticidas?

Se está preparando una nueva e interesante estrategia para reemplazar a los pesticidas tradicionales utilizados para proteger las plantas, en particular aquellas comestibles. Un nuevo proyecto en colaboración entre la Universidad de Helsinki en Finlandia y el CNRS (Centro Nacional francés para la Investigación Científica) está aportando nuevos y reveladores datos sobre la eficacia de vacunas basadas en ARN, y respetuosas con el medio ambiente, que protegen a las plantas contra microbios nocivos y otros agresores.

 Los ataques que contra cultivos agrícolas perpetran microorganismos, animales herbívoros, e incluso otros vegetales, causan considerables pérdidas en las cosechas y amenazan la seguridad alimentaria global.

Las enfermedades y demás daños sufridos por los cultivos agrícolas han sido afrontados tradicionalmente con pesticidas químicos, que se dispersan por el entorno y que pueden ser peligrosos para la salud humana, así como para la de organismos beneficiosos y para el medio ambiente en general.

 La nueva estrategia para la protección de las plantas en la que trabaja el equipo de Minna Poranen implica vacunarlas contra patógenos con moléculas de ARN de doble hebra, que pueden ser rociadas directamente sobre las hojas.

La vacuna activa un mecanismo conocido como interferencia por ARN, que es un mecanismo de defensa innato de las plantas, animales y otros organismos eucariotas contra los patógenos. La vacuna puede ser dirigida hacia el patógeno elegido mediante el uso de moléculas de ARN que comparten una identidad de secuencia con los genes del organismo enemigo y evitan su expresión.

 Esto significa que las moléculas de ARN de doble hebra no afectan a la expresión de genes en la planta protegida, sino que solo tienen como diana al organismo agresor. Otra ventaja es que el ARN, común en la naturaleza, se degrada rápidamente en vez de acumularse en el entorno, reduciéndose así de forma notable el riesgo de efectos indeseados.

Tal como argumenta Poranen, el reto de desarrollar vacunas basadas en ARN que protejan a las plantas ha estado en la propia producción de las moléculas de ARN. Se han producido moléculas de ARN de doble hebra a través de síntesis química, tanto para fármacos como para investigación, pero tales métodos de producción convencionales son ineficientes y demasiado caros para que resulte viable utilizarlos en la protección de plantas.

El equipo de Poranen ha demostrado la eficacia de las vacunas basadas en ARN y producidas usando el nuevo método, contra un microorganismo que infecta cultivos. El nuevo método permitirá la producción efectiva de estas vacunas y promoverá el desarrollo y la adopción de métodos basados en ARN para proteger a las plantas.

Noticias de la ciencia - ESPAÑA - 09 abril 2018