El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

agricultura cambio climático¿Cómo enfrenta la agricultura el cambio climático?

Es necesario replantear y diseñar estas políticas y planes, a todos los niveles, para que se tengan en cuenta las medidas de mitigación y adaptación ante el cambio climático
Consideramos importante la adhesión a la Iniciativa 4/1000: Suelos para la seguridad alimentaria y el clima, que tiene como objetivo asegurar que la agricultura juega su papel en el combate contra el cambio climático.

Con el crecimiento anual de un 4/1000 (4 por mil) en el carbono almacenado en el suelo se busca demostrar que incluso un pequeño incremento en el almacenamiento de carbono en los suelos (agrícolas, sobre todo prados y pastos, y también suelos forestales) es crucial para mejorar la fertilidad de los suelos y la producción agrícola, y contribuir así a conseguir el objetivo a largo plazo de limitar el incremento de la temperatura media global a un máximo de 1,5 o 2°C.

Otra medida es la apuesta por una producción totalmente agroecológica que sustituya el uso de fertilizantes derivados del petróleo por una fertilización orgánica basada en rotaciones de cultivo y abonos sostenibles, como pueden ser los basados en leguminosas, el compost de estiércol animal y restos vegetales.

En este sentido, las técnicas de control de hierbas adventicias (malas hierbas :-) deben estar basadas en rotación de cultivos y medios mecánicos lo que permite reducir el laboreo con maquinaria agrícola y el uso de plástico para acolchado.

Con respecto a la ganadería, la instauración de políticas de apoyo a la ganadería extensiva, especialmente la trashumante, contribuye a reducir la huella de carbono al hacer ésta un uso menor de combustibles fósiles.

Las últimas investigaciones muestran como las emisiones de metano de la ganadería extensiva son consustanciales al ecosistema, la ganadería extensiva no compite por tierras de labor y minimiza el uso de pienso, y, bien gestionada, podría contribuir a la fijación del carbono en el suelo.

Actualmente existe la tecnología que hace viable este aprovechamiento para instalaciones ganaderas de diversos tamaños, sin embargo, no se suelen tener en cuenta de manera habitual en el diseño de sus equipamientos y estudios ambientales.

AMBIENTUM - ESPAÑA - 6 febrero 2018