El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

puerto paysandEn el litoral ahora miran hacia los puertos del norte

Actividad. La CARU quiere unir operativa sanducera con Salto y Concordia
El puerto de Paysandú tuvo poca soja, pero la cebada malteada y los contenedores equilibraron los números

Desde hace varios años es una realidad la operativa del puerto de Paysandú hacia el sur, con conexiones con los puertos de Montevideo, Nueva Palmira, Fray Bentos y el argentino de Concepción del Uruguay. Pero ahora se está mirando hacia el norte.

En ese sentido, la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) analiza la posibilidad de fortalecer la explotación fluvial de los puertos de Salto (Uruguay) y Concordia (Argentina).

 

La tarea tiene que ver con buscar negocios que habiliten la operativa de ambos puertos y vincularlas con los tráficos de los puertos antes mencionados.

Rogelio Texeira, vicepresidente de la representación uruguaya en la CARU, dijo que “en el breve plazo será posible llegar hasta Salto y Concordia, que se puede complementar con los puertos de Paysandú, Fray Bentos y Concepción del Uruguay e ir pensando en un futuro cómo superar Salto Chico y Salto Grande, para duplicar la extensión del río Uruguay de la hidrovía”.

Así lo recogió el diario El Telégrafo de Paysandú, que también explica que “con esto se multiplica por seis o siete la cantidad de carga que puede ser trasladada”.

Según informó el jerarca, la intención es habilitar la navegación hasta Salto durante las 24 horas, lo que permitiría abaratar los costos del transporte.

De esta manera, podría optimizarse el uso del río, que está siendo dragado a 25 pies, en el tramo que va desde Nueva Palmira hasta Fray Bentos y Concepción del Uruguay, y a 19 pies en el paso Casa Blanca, frente a Paysandú.

Lógicamente, esto es prioridad para las autoridades y para los operadores, ya que esas condiciones permitirán la llegada de barcos de mayor porte a las terminales fluviales. Mayor capacidad de bodega repercute directamente en el costo del flete que deben soportar cada tonelada de mercadería.

También es vital la navegabilidad en el canal Martín García, por el que autoridades y sector privado de Uruguay lucha desde hace décadas.

“La carga que tenemos en nuestra región es limitada y lo que interesa es que la actividad portuaria no sea de una vez por mes, que venga un barco grande, sino que sea en forma permanente, que todos los días haya trabajo para cargar o descargar. Y para eso es necesario tener la posibilidad de conseguir más carga”, dijo Texeira según informó el matutino sanducero.

En otro orden, se indicó que las nuevas condiciones tendrán en operación a barcazas tipo Misisipi, con una capacidad de 1.300 toneladas y un calado de 9 pies.

Poca soja
En la actualidad, el puerto local sufrió una merma en la cantidad de barcazas operadas, pues la cosecha de soja no rindió los volúmenes de otros años y eso repercutió en la actividad en los muelles.

Sin embargo, la baja fue subsanada, en parte, con carga de cebada malteada y operativa de contenedores refrigerados y cargados de madera.

Diario EL OBSERVADOR - Montevideo - URUGUAY - 18 junio 2018